spot_imgspot_img

Evita las zoonosis alimentarias leyendo la etiqueta de los productos

Los veterinarios son la primera barrera sanitaria contra enfermedades de origen animal, pero los consumidores también debemos cuidarnos

Se denominan zoonosis a las enfermedades que se transmiten de animales a personas. Suponen más del 70% del total de patologías que nos afectan, y algunas son tan conocidas como el cólera o el coronavirus.

Inés Villa es veterinaria y técnico responsable de zoonosis del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Región de Murcia. Apunta que la mayoría de las enfermedades que ahora mismo se transmiten de humano a humano, en algún momento del pasado, tuvieron un origen animal.

Por otra parte, la globalización ha acelerado la emergencia de enfermedades y, entre ellas, las zoonosis.

El mundo cada vez es más pequeño, y estamos en contacto con zonas muy alejadas de nuestras fronteras. A estas zonas se llega en pocas horas y ahí tienen controles sanitarios distintos. 

Por esto no debemos pensar que nuestra salud está desligada a la salud de los animales y que estamos ‘libres’ de sus enfermedades. La salud es una sola e incluye a animales, a humanos y al medio ambiente. 

Esta idea a menudo se desconoce, a pesar de la incesante labor de los veterinarios. Estos profesionales son la primera barrera sanitaria para que las zoonosis no llegue a los humanos.

Entre estas zoonosis, en verano destacan las alimentarias debido al aumento de las temperaturas. Algunas son muy conocidas como la salmonelosis.

En Europa, apunta Inés Villa, contamos con una potente y casi infalible red de seguridad alimentaria que permite que comamos de forma segura. Esta red está diseñada, en gran parte, por veterinarios.

“El control alimentario empieza desde el entorno del animal de abasto y termina cuando ponemos el plato en la mesa”, explica Inés Villa.  Este control incluye decenas de ‘pasos’, desde la salud del animal, el tiempo que está en la granja, hasta el etiquetado que debe tener el producto final. Y pasan también por la temperatura a la que viaja en los transportes o el material con el que se manipula. 

El papel del usuario contra las zoonosis alimentarias

Los consumidores finales de los productos también juegan un papel importante en el cuidado de su salud contra la zoonosis. Inés Villa apunta una serie de pautas que el usuario debe tener en cuenta para evitar la aparición de estas enfermedades.

  • Conocer el origen de los alimentos: “Si comemos cosas cultivadas en casa no podemos controlar las características de higiene de esos productos”, apunta la veterinaria.
  • Manipulación correcta: “Las prácticas de higiene desde que compras el alimento hasta que lo manipulas deben ser correctas”, apunta Inés Villa. La experta apunta fallos comunes como manipular con los mismos utensilios alimentos que vamos a comer cocinados, como una pechuga de pollo, y alimentos que vamos a ingerir  crudos, como los tomates de una ensalada. Algo tan sencillo como cortar estos dos ingredientes en la misma tabla sin lavarla antes aumenta el riesgo de enfermedad.
  • Consumo correcto: “Si el etiquetado indica que un alimento en particular hay que comerlo cocinado, no te lo puedes comer crudo”, explica Inés Villa. Ejemplifica con ello algo tan común como las pizzas: si en la etiqueta indica que hay que hornearlas a unos grados concretos, debes hacerlo. “Si, por ejemplo, usamos el microondas en lugar del horno, no vamos a conseguir esa temperatura y aparece el riesgo”. 

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos