spot_imgspot_img

“Cuando una persona sufre depresión, se convierte en alguien distinto”

El psiquiatra de la Arrixaca César Toledo explica la diferencia entre la tristeza y la enfermedad depresiva

Ya se habla de salud mental. La ansiedad, la depresión y otros trastornos relacionados con la salud mental están cobrando protagonismo en cuanto a los tratamientos, soluciones e importancia para la población. Pero, en muchos casos, no sabemos de lo que estamos hablando.

¿Qué es realmente la depresión y la ansiedad? ¿hemos perdido la capacidad de estar tristes? Estas fueron algunas de las cuestiones tratadas, desde el punto de vista de la neurofisiología cerebral, en la ponencia del doctor César Toledo, psiquiatra del hospital Virgen de la Arrixaca, en la XIX edición de la Semana del Cerebro celebrada en Murcia.

En este evento, el doctor César Toledo se centró tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de la ansiedad y la depresión, así como en la diferenciación entre lo que es la depresión y lo que es una tristeza normal.

Depresión y tristeza

“La tristeza y la frustración no se tratan con pastillas”, apunta el doctor César Toledo, quien añade que “no es una enfermedad tener tristeza o frustración debido a acontecimientos de la vida diaria”.

Para diferenciar si se está triste o se están teniendo síntomas de depresión, el doctor César Toledo explica que “lo primero es cuando ha habido un cambio que el paciente percibe. Digamos que es otra persona. El entorno y esa misma persona se dan cuenta de que no es igual que era antes. Esto puede pasar cuando hay una pérdida de la ilusión, de las ganas de hacer cosas, hay una ansiedad que antes no estaba y que no viene derivada de eventos concretos. Sobre todo, una sensación de incomprensión de los síntomas”.

Ansiedad disfuncional

Para diferenciar la ansiedad de un estado nervioso derivado de la vida diaria, el doctor César Toledo apunta que “la ansiedad es algo normal, cotidiano e incluso sano en la vida de una persona. En su justa medida, la ansiedad funciona como motor. Lo que ocurre es que a veces la ansiedad, cuando es demasiado intensa, acaba provocando disfunción: afecta en la esfera social, académica, personal. En el momento en el que ocupa demasiado tiempo en la vida y causa sufrimiento”.

Todo pasa en el cerebro

La depresión está relacionada con varios neurotransmisores de nuestro cerebro. El psiquiatra explica que estos son sustancias químicas que se transmiten de una neurona a otra para producir un efecto en el cerebro. Las disfunciones en la transmisión de estas sustancias o porque no haya suficiente cantidad de dichas sustancias, es lo que causa la enfermedad de la depresión.

“Cuando hay una tristeza normal, puede producirse esta disfunción, pero es una disfunción ‘sana’. No responde a una enfermedad, sino a un momento triste de la vida. Cuando no hay un desencadenante externo o cuando después de un tiempo no revierte la situación, es cuando se habla de enfermedad”, explica el doctor César Toledo.

“Existen varios tipos de depresión y, en algunas situaciones puede revertir en mayor o menor medida con terapia psicológica. Pero, en muchos casos, precisamente uno de los síntomas principales es cuando la persona está poniendo de su parte y se da cuenta de que, por más que se esfuerce, no consigue ser feliz”, concluye.

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos