spot_imgspot_img

La atención y promoción de la salud mental: asunto de prioridad pública

Hablar sobre la salud mental es dar un paso al frente para normalizar y sensibilizar acerca de la existencia de este tipo de problemas que no restan valía a la persona que los presenta.

La primera semana de abril se celebra el Día Mundial de la Salud con el objetivo de concienciar sobre la enfermedad y promocionar hábitos saludables. Desde aquí, me gustaría reivindicar la atención y promoción de la salud mental como una necesidad prioritaria dentro de la salud pública.

Carrie Fisher, actriz, escritora y guionista estadounidense, fue reconocida por interpretar a Leia Organa en la saga de películas Star Wars. Sin embargo, Fisher fue una heroína no solo en la ficción sino también en la vida real.

Tras ser diagnosticada a la edad de 29 años con trastorno bipolar, se inició como activista, luchando durante décadas contra el estigma de los problemas de salud mental, y para concienciar sobre la necesidad de recibir el tratamiento adecuado.

Con su fuerza, autenticidad y su buen humor, sensibilizó sobre el trastorno bipolar y transmitió un poderoso mensaje transformador sobre la eliminación del sentimiento de vergüenza asociado al diagnóstico en salud mental.

Algunas de sus frases más emblemáticas fueron recogidas por periodistas en cientos de entrevistas. A modo de ejemplo, comparto las siguientes:
¿Al reconocer su diagnóstico, Carrie dijo: “Estoy mentalmente enferma. Puedo decirlo. No me avergüenzo de ello. Sobreviví y todavía estoy sobreviviendo, pero adelante. Mejor yo que tú”.

Con esta frase, Fisher nos demuestra su empoderamiento y la superación del autoestigma, al no haber internalizado los estereotipos y prejuicios asociados a su diversidad en salud mental.
¿Hablando sobre el coraje que requiere vivir con un problema de salud mental: “Una de las cosas que me desconcierta (y hay bastantes) es cómo puede haber tanto estigma persistente con respecto a las enfermedades mentales, específicamente hacia el trastorno bipolar. En mi opinión, vivir con depresión maníaca (…) no es muy diferente a dar una vuelta por Afganistán (aunque las bombas y las balas, en este caso, vienen del interior). A veces, ser bipolar puede ser un desafío que lo consume todo, que requiere mucha resistencia e incluso más coraje, por lo que, si vive con esta enfermedad y funciona, es algo de lo que se debe de estar orgulloso, no avergonzado. Deberían emitir medallas junto con el flujo constante de medicamentos”.

Un mensaje cargado de sentimientos de autoeficacia y valía personal, con el que Carrie nos ayuda a ponernos en los zapatos de una persona con trastorno bipolar, empatizar y darnos cuenta del tremendo esfuerzo que requiere vivir con esta diversidad.
¿Sobre por qué es crucial obtener ayuda. En una manifestación para aumentar los fondos estatales para el tratamiento de enfermedades mentales, Carrie afirmó: “Sin medicación yo no podría funcionar en este mundo. Los medicamentos me han convertido en una buena madre, una buena amiga, una buena hija.” Carrie Fisher apuesta por tener conciencia de enfermedad. Por lo que si el tratamiento funciona es importante reconocer que lo necesitas y tomarlo sin prejuicios ni miedo al ‘qué dirán’.

Hablar sobre la salud mental es dar un paso al frente para normalizar y sensibilizar acerca de la existencia de este tipo de problemas que no restan valía a la persona que los presenta.

Fdo: Ma Nieves Martínez-Hidalgo. Doctora en psicología, psicóloga clínica, directora de Fundación SOYCOMOTU®

Comentarios sobre este artículo

spot_imgspot_img

Artículos relacionados

Descargar última publicación

Podcast Cita con la Salud

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img

Últimos artículos