Trastorno límite de la personalidad: una enfermedad de nuestro tiempo

El trastorno límite de la personalidad (TLP) es descrito como la enfermedad de nuestro tiempo por psiquiatras y psicólogos de reconocido prestigio. Consiste en un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, en la auto-imagen y en la afectividad, junto con una notable impulsividad, pensamientos suicidas y/o autolesiones.

Históricamente, el TLP no ha podido ser diagnosticado a menores de 18 años. Sin embargo, muchos profesionales están tomando conciencia de que los síntomas del TLP están ya presentes en algunos adolescentes.

Las personas con TLP tienen problemas para regular su estado de ánimo, lo que conduce a la impulsividad y a conflictos en sus relaciones. Esto lleva aparejado el sufrimiento derivado de la incomprensión y el rechazo social y familiar.

John Gunderson, conocido como el ‘padre’ del trastorno límite de la personalidad, psiquiatra e investigador, dirigió extensos estudios sobre este trastorno. Mario Acevedo recoge en su libro ‘La herida límite’ un emocionante testimonio de Gunderson, en el que afirma que le gusta trabajar con personas que tienen este diagnóstico. Gracias a ellos y a su compañía ha aprendido tolerancia y comprensión de las crueldades de la vida, y que su corazón se ha hecho más grande.

Tratar el trastorno límite de la personalidad

Los profesionales de la salud mental con verdadera vocación investigan y profundizan en las causas del malestar psíquico de sus pacientes para aliviar el dolor, los sentimientos de angustia y vacío y otros síntomas que acompañan al TLP, ofreciendo herramientas y estrategias de superación y recuperación.

Existen diversos estudios sobre los tratamientos más eficaces para el abordaje del TLP. Uno de estos tratamientos es la terapia dialéctico-conductual (DBT). Fue desarrollada por la doctora Marsha Linehan en la década de 1970, para tratar el trastorno límite de la personalidad en adultos, considerado de muy difícil tratamiento.

La doctora Marsha redefinió el socialmedia@cruzroja.es como un problema específico del sistema de regulación emocional, que puede abordarse con la terapia dialéctico-conductual.

La terapia DBT también ha demostrado su eficacia en adolescentes, aliviando su inestabilidad emocional y los síntomas conductuales severos como las autolesiones, la ideación y la conducta suicida.

Si necesitas información o algún tipo de orientación puedes contactar con TP CARTAGENA RM, Asociación de Ayuda e Investigación de los Trastornos de Personalidad en la Región de Murcia. Números de teléfono: 868 09 02 72 / 687 09 22 89. Email:  tpcartagena@gmail.com

M Nieves Martínez-Hidalgo
M Nieves Martínez-Hidalgo
Doctora en Psicología, psicóloga clínica, directora de Fundación SOYCOMOTU®

Comentarios sobre este artículo

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Descargar última edición impresa

Síguenos en nuestras redes

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos