spot_imgspot_img

“Hay que poner recursos, ilusión y trabajo en la sanidad pública”

El doctor Francisco Miralles, presidente del Colegio de Médicos de la Región de Murcia, habla de la situación de la profesión tras dos años de pandemia

El doctor Francisco Miralles, presidente del Colegio de Médicos de la Región de Murcia, habla de la situación de la profesión tras dos años de pandemia

La situación de la salud y el ánimo de los sanitarios preocupa tras dos años de incesante trabajo por la pandemia de COVID-19. El presidente del Colegio de Médicos de la Región, el doctor Francisco Miralles, responde al respecto.

SALUD21: Tras los episodios vividos en los dos últimos años por la pandemia, ¿cuál es, a su juicio, el estado de ánimo de los médicos murcianos?

FRANCISCO MIRALLES: No es el mejor momento para la profesión. Hemos hecho una encuesta en plena sexta ola a toda la profesión. Casi mil médicos contestaron a la encuesta de los 8.000 que somos, y la verdad es que nos impresionaron algunos datos que obtuvimos, como que más del 60% de los médicos quieren una jubilación anticipada. Además, por encima del 70% los médicos consideran que su salud mental ha empeorado.

Esperamos que sea consecuencia de la pandemia y que, efectivamente, nos podamos ir recuperando.

S21: ¿Estamos preparados si viniese otra pandemia?

F.M.: No, no estamos preparados. No es comprensible que después de la pandemia no se haya tomado ninguna medida, y no haya mejorado en nada el presupuesto que dedicamos a la sanidad. No puedo entender que los responsables políticos todavía sigan diciendo que lo están estudiando. Está todo estudiado. Lo único que hay que hacer es aportar recursos, poner ilusión y trabajo, y no se está realizando. 

S21: ¿Faltan médicos ya que no se amplían las plazas MIR?

F.M.: La generación de médicos que estudiamos en los años 60 y 70 nos vamos a jubilar. Y en los próximos años las jubilaciones van a ser masivas y no hay reposición. Nos están faltando médicos en todos los sitios. Hay una bolsa de graduados muy grande que, si les diéramos la oportunidad de hacer la especialidad en cuatro o cinco años, podríamos tenerlos preparados para ejercer.

El Servicio Murciano de Salud y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia tienen capacidad para formar como especialistas a todos los médicos que terminan el grado. Tienen capacidad y creo que por mala gestión no conseguimos que en el Ministerio se aprueben esas 300 o 320 plazas MIR necesarias para Murcia. 

S21: Otro problema son las agresiones a los médicos. ¿Cómo se puede solventar la situación?

F.M.: Es un problema muy preocupante. Yo creo que esta situación refleja el panorama de la sociedad. Y transmite la idea de que muchas veces el sistema de salud no cubre todas la expectativas que deposita el ciudadano.

Se están haciendo cosas, pero probablemente no lo suficiente. Y sí, es un tema que nos preocupa mucho a todos los profesionales, aunque la verdad es que ningún médico va a dejar nunca de hacer lo que tiene que hacer por miedo a las agresiones.

S21: ¿Cómo tienen que combinarse la sanidad privada y la pública? 

F.M.: Pues yo creo que han de ser complementarias. Murcia no es una comunidad con mucha sanidad privada, pero la que tiene es de excelente calidad. Deben confluir y ser interoperables. Porque los pacientes muchas veces no son de la sanidad pública o de la privada. Circunstancialmente, pueden estar en una o en otra. Las dos modalidades deben de ser complementarias.

También se debe resolver el tema de la compatibilidad de los empleados públicos con la actividad privada, que muchas veces dificulta que un profesional que quiera, además de trabajar en un sitio, pueda ejercer en otro lugar en su tiempo libre. 

S21: ¿Funciona realmente los Consejos de salud?

F.M.: Yo diría que no funcionan. Según la Ley General de Sanidad, son unos órganos de participación que yo creo que son importantísimos y que no le estamos sacando el aprovechamiento que debería ser. Tendrían que ser órganos participativos para hacer propuestas y intervenir en aquellas cuestiones que la propia ley le deparaba. Se debería dar un impulso porque necesarios para la participación social.

S21:¿Los ciudadanos nos cuidamos adecuadamente para no enfermar y somos conscientes de que los bulos nos inundan por las redes y a veces creemos más lo que pone un influencer que lo que dice un médico?

F.M.: Es una de las cuestiones que nos preocupa, evidentemente. Yo creo que el ciudadano tiene la intención de cuidar su salud. No tenemos ninguna duda. A veces lo que no tiene es el suficiente conocimiento, no le hemos dado la suficiente educación para que lo pueda hacer mejor. Y luego aparecen las redes sociales, internet, donde hay mucha información muy buena y muy coherente, pero otra no lo es. Y el profesional que ha hecho medicina, que ha estado toda la vida estudiando, sabe discriminar.

El usuario muchas veces, con toda la buena voluntad, cae en informaciones o cuestiones que no debería, y que si confiase un poquito más en su médico, tendría una información más precisa y veraz. Así que yo lucharía para que la información que se obtenga en redes sociales, en internet fuese más segura de alguna manera, y perseguir todo lo que sea publicidad sanitaria engañosa. Si los médicos tuviéramos un poquito más de tiempo para dedicarle al paciente, se iría con una información más precisa.

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos