spot_imgspot_img

Cada día se producen más de un millón de infecciones de transmisión sexual

Las ITS cursan frecuentemente de manera asintomática y, de no ser tratadas, puede ocasionar complicaciones graves a largo plazo

Cada día se producen más de un millón de infecciones de transmisión sexual (ITS), una cifra que refleja un preocupante aumento de este tipo de infecciones hasta el punto de estar consideradas como una de las prioridades sanitarias a nivel mundial. El diagnóstico precoz de estas enfermedades es un factor clave para frenar su expansión, al permitir la instauración de un tratamiento adecuado, llevar a cabo un estudio de contactos y, con ello, prevenir nuevos contagios. Para ello, el laboratorio SYNLAB ofrece diferentes alternativas y pruebas que permiten la detección de las mismas tanto en población sintomática como asintomática.

Diagnóstico precoz de las infecciones de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual cursan habitualmente de forma asintomática, dificultando así la sospecha clínica, el diagnóstico, tratamiento precoz y la posible curación en casos de infecciones bacterianas como la gonorrea, la sífilis, la infección por Chlamydia trachomatis (clamidia) o por el Mycoplasma genitalium o de la tricomoniasis, una ITS frecuente y producida por el parásito Trichomonas vaginalis. Así y todo, hay que señalar que las reinfecciones son frecuentes, sobre todo en las poblaciones con factores de riesgo.

En el caso de la infección por el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) -que también puede ser una infecciones de transmisión sexual- se produce una infección crónica para la que no existe cura actualmente pero que, con el tratamiento y control médico adecuado, se consigue controlar y evitar consecuencias importantes para la salud e incluso minimizar el riesgo de transmisión.

Es importante remarcar que, de no ser tratadas, las ITS pueden inducir complicaciones graves a largo plazo: impacto en la salud sexual y reproductiva (infertilidad, complicaciones de embarazo, transmisión materno-fetal e infección congénita), problemas neurológicos, trastornos inmunitarios y cáncer, entre otras.

El diagnóstico microbiológico de las infecciones de transmisión sexual es fundamental para poder instaurar el tratamiento y prevenir de esta manera las consecuencias nocivas tanto para la salud individual, como de la comunidad, al permitir realizar el estudio de contactos y cortar la cadena epidemiológica de transmisión y aplicar las medidas de prevención.

Para que el diagnóstico microbiológico sea eficaz, debe abordar simultáneamente dos aproximaciones: la detección de casos asintomáticos (mediante los cribados en poblaciones con factores de riesgo para ITS) y el diagnóstico precoz para los casos sintomáticos.

Una característica de las ITS es la frecuencia de aparición de coinfecciones (por ejemplo, infección simultanea por gonococo y clamidia, o también con sífilis o VIH). Además, la gonorrea o sífilis pueden aumentan la probabilidad y riesgo de contraer VIH.

Como estrategia de diagnóstico precoz y para romper la cadena de transmisión, se recomienda realizar el despistaje de VIH y sífilis, como mínimo, en todo paciente diagnosticado de alguna ITS (gonorrea, clamidia, tricomoniasis, etc.). En paralelo, también se considera el cribado de otras infecciones, tales como hepatitis B o C según las características del paciente o sus antecedentes epidemiológicos.

Pruebas para la detección de ITS

Para todas aquellas personas que hayan estado expuestas a un contacto de riesgo (contacto sexual vaginal, anal u oral) o aquellas que quieran conocer su estado de salud sexual actual y ejercer una acción preventiva frente al contagio de ITS, SYNLAB ha desarrollado varios paneles que estudian las diferentes infecciones.

Es importante señalar que para determinar si una persona está contagiada por alguna ITS resulta fundamental tener en cuenta el denominado ‘periodo ventana’ para cada infección, el cual se define como el tiempo mínimo que debe transcurrir entre el momento en el que se ha estado expuesto a un posible contacto de riesgo y el momento en el que se puede detectar la infección. Respetar este plazo permite garantizar la fiabilidad de los resultados al asegurarse la detección precoz de la mayor parte de las infecciones. Aun así, en caso de resultado negativo y posterior aparición de síntomas o persistencia de conducta de riesgo, se recomienda realizar un nuevo análisis.

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos