spot_imgspot_img

Hora del desayuno, ¿necesitas ideas?

El desayuno no es la comida más importante del día, es una comida más. La clave es que esté compuesto por alimentos nutritivos.

Volver a la rutina es una de las frases que más se repite en este momento. Y qué mejor manera que hacerlo desde el inicio del día. Hoy te traigo varias ideas sobre el desayuno. El desayuno se define como la primera comida del día, donde rompemos el ayuno de toda la noche. Lo que ocurre es que realmente no debería de tener una hora concreta. ¿Te levantas y tienes hambre? Entonces desayuna. Sin embargo, si eres de los que te levantas sin que te entre nada en la boca, respeta esa señal de tu cuerpo y hazlo más tarde. 

La clave no está en desayunar o no, está en diferenciar el hambre real con el acto de hacer algo que se asocia como normal: ‘levantarse y desayunar’. Vamos desayunar nada más levantarte. 

En los niños suele pasar mucho, que al levantarse no tienen hambre, y sin embargo en el recreo sí lo tienen. Pues ya sabes su desayuno será en el cole. El hambre es un instinto natural, por ello es muy importante respetarlo. 

El desayuno estará formado por cualquier alimento saludable que te apetezca.  Trucos para saber elegir: alimentos que te gusten, alimentos nutritivos, y excluir los ultraprocesados riquísimos en sal, azúcar y grasa de baja calidad. 

Os propongo estas ideas: 

  • Fruta fresca de temporada con un par de nueces ¡Siempre es buena elección! Además de rápida.
  • Vasito de colores: Colocar capa de yogur natural sin azúcar, dados de manzana, pistachos picados y otra capa de cada uno. ¡A desayunar!
  • Rollitos sabrosos: En un bol colocamos un vaso de harina integral y un vaso y medio de leche entera, con una puntita de bicarbonato. Mezclar todo muy bien con un tenedor. En una sartén añadir un poco de esta masa. Un par de minutos por cada lado y listo. Puedes guardar estas tortitas durante 3-4 días en el frigorífico. Puedes rellenarlas de rodajas de tomate y queso fresco, enrollar y listas para comer. 
  • Tostada: de pan integral con tomate, aceite de oliva virgen extra, rodajas de huevo cocido y pimentón dulce.   

Y si dudas, recuerda que cualquier alimento saludable que te guste puedes tomarlo en el desayuno. ¿Quedó algo de la cena? Aquí tienes la respuesta.  Para beber: agua, leche entera con café, o con canela en polvo y corteza de limón, o con malta, o con cacao puro. Un té o infusión. 

El desayuno no es la comida más importante del día, es una comida más. La clave es que esté compuesto por alimentos nutritivos.   Despertarnos 10 minutos antes, desayunar en la mesa, con algún miembro de la familia, siempre hará que puedas disfrutar más de este inicio del día. 

REBECA PASTOR Dietista-nutricionista. Colegiada número MU00043. www.mypersonalfood.es

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos