spot_imgspot_img

El ronroneo de los gatos reduce el estrés, la ansiedad y el insomnio

Si tu gato sale a la calle, es importante que revises sus ‘patitas’ al regreso para asegurarte de que no hay heridas

En España encontramos aproximadamente 4,5 millones de gatos como animales de compañía, según un estudio de la Fundación Affinity en 2022.

Lamentablemente, el abandono o pérdida afecta al 2,6% de los felinos, siendo el principal motivo las camadas no deseadas. Sin embargo, en cuanto a las adopciones, más de la mitad de los gatos recogidos son adoptados. 

Si estás pensando en adoptar un gato, expertos de Nubika, escuela formativa especializada en el sector del cuidado y atención animal, destacan el efecto terapéutico para la salud del ronroneo de los felinos: “Esta vibración reduce el estrés, la ansiedad o el insomnio”.

Además, “por su personalidad, el gato es ideal para pisos urbanos, ya que no necesitan, como los perros, pasear tres veces al día”.

Sin embargo, añaden los expertos de Nubika: “Son independientes, pero no antisociales. Los gatos necesitan afecto y, si van a pasar varios días solos, se recomienda tener más de uno para que se hagan compañía”.

Gatos por los tejados

A pesar de que quieran o no más atención que los perros, Nubika proporciona las claves para que los felinos se sientan cómodos y se mantengan sanos, sobre todo si suelen salir a pasear fuera del hogar.

  • Mantenlo hidratado. “Un gato debería tomar al día entre unos 50 y unos 100 mililitros de agua por cada kilo que pese”, indican fuentes de Nubika. Para fomentar su hidratación, coloca diversos puntos de agua fresca en casa y, si es posible, utilizar algún recurso como una fuente. “El agua en movimiento les encanta”, añaden. 
  • Controla sus salidas y revisa sus almohadillas a diario. Los que pasean en el exterior de la casa son todavía más propensos a hacerse daño con algún objeto del suelo que se clave o incruste entre sus dedos y le produzca una inflamación. “Las almohadillas de los gatos son parte del mecanismo de amortiguación y soporte de este animal. Además, le permiten caminar por diferentes terrenos y texturas sin lastimarse”, señalan.
  • Vigila sus mucosas. Los felinos no avisan si se encuentran enfermos. “Por ello, debemos poner especial atención a cualquier cambio que experimenten. Lo primero que suelen hacer los especialistas en veterinaria para comprobar su salud es observar su nariz y sus encías”, comentan desde Nubika. “Lo normal es que tengan un color rosado”. 

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos