El exceso de malas noticias puede causar daños en la salud mental

La psicóloga Raquel García aconseja analizar los medios que consumimos para asegurar su fiabilidad y no caer en lo conocido como ‘agotamiento informativo’

La pandemia COVID-19, la guerra de Ucrania, las subidas de los precios, los desastres naturales como el volcán de la Palma. Hemos tenido un gran número de ‘malas noticias’ en los últimos tres años. Esto puede afectar tanto a nuestra salud física como emocional. Raquel García Casasola, psicóloga, jefa de Sección Técnica en el Centro Municipal de Servicios Sociales ‘Ciudad de Murcia, y psicóloga del Colegio Oficial de Psicología de la Región de Murcia lo explica.

SALUD21:¿Cómo afecta el exceso de información negativa a la salud mental de las personas?

RAQUEL GARCÍA: Las ‘malas noticias’ en los últimos años han sido de una dimensión mayor a la que estábamos acostumbrados.

La pandemia nos trajo un escenario real que llegó a superar a la ficción, y a continuación  de forma muy seguida se nos han presentado acontecimientos importantes de carácter negativo. 

Sin embargo, estar continuamente expuestos al exceso de información negativa no va a hacer que estas cuestiones se resuelvan,  pero sí puede tener consecuencias psicoemocionales adversas en nuestra salud mental, tales como un aumento de la ansiedad, la depresión, el miedo y la sensación de impotencia.

Se han acuñado por parte de diversas autoridades sanitarias términos como ‘síndrome de fatiga por exceso de información’, ‘agotamiento informativo’, ‘infoxicación’ o ‘infodemia’ para explicar el exceso de exposición a información que llega de todo tipo de fuentes y los efectos que este bombardeo puede ocasionar.

Dichos efectos pueden manifestarse como una insensibilización emocional defensiva, pesimismo, bloqueo o como un efecto adictivo ante la necesidad de buscar las fuentes que reflejen lo que nos interesa y el temor a estar perdiéndose algo. 

S21: La globalización y las nuevas tecnologías nos permiten saber qué pasa  al otro lado del mundo en cuestión de segundos, y a menudo eso causa que  nos lleguen todavía más malas noticias que, en realidad, siempre han  estado ahí, pero no llegaban a nosotros. ¿Causa esto una sensación irreal  de falta de seguridad que antes no teníamos?

R.G.: Claro, si no ponemos límites, la información llega continuamente, a cualquier hora del día y de la noche, por todos los dispositivos y desde cualquier lugar del mundo, de innumerables fuentes. 

La hiperconectividad se puede convertir en algo persecutorio más que en un instrumento para acceder a la información.

Yo diría que actualmente es la información la que accede a nosotros y no al contrario, lo que nos deja en un lugar de receptores pasivos y consumidores compulsivos de supuestas informaciones que  van a estar más allá de nuestro alcance, de nuestras decisiones, y de nuestras posibilidades de control, en la mayoría de los casos. 

Según numerosos estudios, el exceso de malas noticias, muy utilizado por los medios para captar nuestra atención, causa una visión sesgada del mundo con la que vamos construyendo una imagen pesimista que no es real, ya que también existen noticias positivas, de avances y mejoras. 

S21: Durante la pandemia y postpandemia un sector de la población decidió limitar su consumo de información por una saturación excesiva de malas noticias, pero esto puede venir acompañado de un sentimiento de estar faltando a la responsabilidad de mantenerte informado de lo que pasa a  tu alrededor. ¿Puede existir un equilibrio entre la información y la  salud mental? 

R.G.: Por supuesto, y así debería ser. Estar informado y proteger nuestra salud mental es absolutamente compatible, estableciendo ciertos límites y seleccionando con sensatez la información a la que accedemos. 

‘Medidas higiénicas’ para no caer en la ‘infoxicación’ por malas noticias

Raquel García Casasola ofrece unas recomendaciones para encontrar un equilibrio entre mantenernos informados de la actualidad y cuidar nuestra salud mental:

  • Restringir las horas y el tiempo que se dedica a las noticias y a ‘mirar’ las redes, por ejemplo, estableciendo un horario de acceso y desactivando  las notificaciones.
  • Disponer de un listado elegido por nosotros y limitado, de fuentes confiables, ya que no todo es información.
  • Tratar de enfocar la atención en intereses personales que nos motiven y estimulen. Buscar informaciones que aporten contenidos constructivos y que tengan que ver con el arte, la cultura, la ciencia y los conocimientos diversos. 
  • Dedicar más tiempo a actividades saludables como la actividad física, el contacto con la naturaleza, el desarrollo de la creatividad y la relaciones afectivas y sociales.
  • Y para valorar con cierta objetividad la información podemos utilizar lo que se llama la alfabetización digital y mediática, que no es otra cosa que preguntarnos qué propósito tiene la información, qué utilidad, cuáles son los enlaces de origen, quién o quienes la patrocinan y cuál es la actualidad de los datos. 

“Sería interesante – añade la psicóloga – también desarrollar más y mejor nuestra introspección, y tratar de conectar la información que recibimos con nuestras motivaciones y emociones subjetivas”.

En resumen, tener un equilibrio razonable entre la actividad y el tiempo dedicado a cuidarnos y a relacionarnos con otros, evitando estar demasiado tiempo  ‘pegados a la tecnología’.  

Candela Altable Torres
Candela Altable Torres
Nacida en Madrid, 1996. Graduada en Periodismo por la Universidad de Murcia en el año 2018 con la especialización en periodismo de salud, ciencia, tecnología y medio ambiente. Actualmente, redactora del periódico Salud21 y Vida. Mi trabajo incluye la búsqueda de temas y fuentes informativas, la realización de las entrevistas pertinentes y la elaboración de los contenido.

Comentarios sobre este artículo

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos