spot_imgspot_img

Ribera Estética: los tratamientos más efectivos e innovadores en Ribera Hospital de Molina

Los profesionales afirman que el otoño es el mejor momento del año para realizar cualquier tratamiento estético. A la hora de elegir una clínica, ya sea para una cirugía plástica o un tratamiento de toxina botulínica en Murcia, Ribera Estética, ofrece la seguridad de tener detrás al hospital Ribera Hospital de Molina. La nueva Unidad de Medicina Estética está integrada en la actividad hospitalaria, lo que permite ofrecer la máxima garantía, tanto por los productos como por la solvencia de sus profesionales.

A la oferta en cirugía plástica se suma un abanico de tratamientos estéticos -ácido hialurónico, toxina botulínica, mesoterapia…- que responden al deseo de lograr un rejuvenecimiento natural y una belleza armónica sin recurrir al bisturí. El objetivo es conseguir la mejor versión del paciente a través de un retoque sutil y discreto.

“Son tratamientos seguros, con un riesgo mínimo”, afirma el doctor Orgaz, de Ribera Estética. Es un equipo médico el que realiza la valoración inicial y, “si algo que parece estético no lo fuera —añade—, es decir, que esconde un problema de salud, derivamos al hospital a la espera de una revisión médica. “Todos los circuitos asistenciales, protocolos y procedimientos, desde la farmacia a cualquier técnica, están revisados por el hospital”, lo que permite disponer de un catálogo accesible y competitivo.  

Las ventajas de la toxina botulínica

Según ha desvelado la Sociedad Española de Medicina Estética, un 42% de las personas que el pasado año se hicieron algún tratamiento eligió la toxina botulínica, que permite suavizar las arrugas de expresión del tercio superior del rostro (frente, entrecejo y patas de gallo) y relaja la musculatura. “Con la dosis adecuada, el retoque es sutil y el resultado es un rostro más relajado. Nadie nota el retoque, pero sí reparan en ese efecto buena cara”. En ocasiones, el problema no se resuelve con toxina botulínica y es necesario recurrir a una blefaroplastia para elevar los párpados caídos. De ahí la importancia de un asesoramiento experto como el de Ribera Estética.

Ácido hialurónico para un efecto ‘flash’

Si la toxina botulínica ‘trabaja’ el tercio superior del rostro, el ácido hialurónico tiene como objetivo reponer volúmenes y corregir, como en el caso de mentones y labios. Y se puede aplicar en ojera o nariz. “En Ribera Estética podemos suavizar la giba nasal o levantar la punta si la nariz está un poco caída, lo que permite que se vea más recta sin necesidad de operar”. También logra un tratamiento flash, dejando la piel más hidratada y luminosa. La edad ideal para empezar es entre los 40 y los 50 años.

Mamoplastia, prótesis o lipofilling

En el capítulo quirúrgico, las operaciones de pecho son las más demandadas. Son dos las técnicas empleadas, implante de prótesis o lipofilling -infiltración grasa-.  En ocasiones, “se puede asociar también a una cirugía de elevación mamaria”, la llamada mastopexia.

Abdominoplastia, el secreto de un vientre liso

La abdominoplastia tiene como objetivo reparar al abdomen. Se tensan los músculos, se elimina el exceso de piel y grasa y se puede asociar con una liposucción. Está indicada para corregir el abdomen globuloso originado por embarazos y pérdida significativa de peso.

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos