spot_imgspot_img

Un reloj te ‘analiza’ al dormir para detectar trastornos del sueño

A menudo la población ‘destruye’ su calidad del sueño llevando hábitos poco saludables como usar el móvil en la cama, cenar justo antes de dormir o hacerlo sin oscuridad.

Los avances para combatir el insomnio van, entre otras líneas de investigación, en busca de nuevos fármacos. Uno de los que se están desarrollando es el daridorexant. El doctor Juan Antonio Madrid, cronobiólogo y catedrático de fisiología de la Universidad de Murcia, explica que “este nuevo fármaco actúa sobre los centros reguladores del sueño directamente. Es más preciso, más directo que los tratamientos basados en benzodiacepinas”. 

Se trata, apunta el cronobiólogo murciano, de “un bloqueante de las orexinas, sustancias que producen alerta y vigilia. Cuando bloqueas esta sustancia, esa alerta se reduce y favorece el sueño mantenido durante toda la noche”.

Este nuevo medicamento tiene menos efectos secundarios, apunta el doctor Juan Antonio Madrid, que explica  que “todavía no está aprobado en España, pero sí lo han aprobado las Agencias Europea y Americana del Medicamento.  No sabemos cuándo estará aquí, pero no tardará mucho en llegar”.

Hay que recordar que España es el país europeo con mayor consumo de somníferos.

Tecnología para el sueño

Para diagnosticar y tratar los trastornos relacionados con dormir, las unidades del sueño cuentan con tecnología específica para conocer los impulsos del cerebro mientras se descansa. Además de esta tecnología, se desarrollan dispositivos de uso ambulatorio para registrar las variables que tienen lugar en el cuerpo.

Juan Antonio Madrid explica dos dispositivos en uso: 

  • Kronowise. Es un reloj de pulsera que mide 15 variables corporales como la temperatura, distintos movimientos, posiciones y exposición a la luz. “Medimos estas señales – explica el doctor Madrid – para estimar si hay alguna alteración del sueño que pueda detectarse sin ir al hospital. Ayuda a los clínicos a mejorar el diagnóstico y el tratamiento de sus pacientes, y el seguimiento se realiza de forma menos costosa e invasiva”.

 Otra de las ventajas de este ‘reloj de pulsera’ es que “estudia a la persona en su ambiente natural, con los estímulos y hábitos que tiene  normalmente. Estos hábitos pueden ser los que perjudiquen al sueño”, explica el cronobiólogo. 

Este dispositivo, en constante mejora, incluye ahora un ‘entrenador personal’. El doctor Juan Antonio Madrid lo explica: “Tu médico, la persona que te está controlando el sueño, marca unos objetivos. Por un lado, actividad física en una cantidad determinada y en una banda horario precisa. Por otro lado, la existencia de luz natural en exteriores. Esto implica que vas a salir a la calle, vas a recibir luz natural y probablemente vas a socializar. Así implementamos hábitos saludables”.

  • Kronobed. Es otra herramienta que evalúa el sueño de una forma indirecta. Se colocan en el colchón unos sensores que analiza temperaturas, movimientos y humedad, entre otros parámetros. A la vez, el dispositivo registra tu ruido respiratorio, el ronquido. “Tiene la capacidad de detectar si ese ronquido es constante o hay pausas. Esto nos sugiere que podría haber una apnea obstructiva del sueño”, concluye el doctor Madrid.

El descanso, un derecho

Por su parte, el doctor Gonzalo Pin, coordinador de la Unidad del Sueño del hospital QuironSalud de Valencia, insiste en que “cuando hablamos de hábitos de vida saludables, hablamos de nutrición, de realizar actividad física, pero nos olvidamos del descanso. El mal sueño es un problema de salud pública y de salud privada. Desde el inicio de la vida, el descanso es un derecho”.

Para que dormir sea saludable, explican los expertos, es necesario que el descanso sea de calidad. A menudo la población ‘destruye’ su calidad del sueño llevando hábitos poco saludables como usar el móvil en la cama, cenar justo antes de dormir o hacerlo sin oscuridad. El resultado es un mal descanso.

¿Problema o trastorno?

El especialista hace hincapié en la diferencia entre problemas del sueño y trastornos del sueño. En el primer caso puede ser algo puntual, derivado de alguna circunstancia vital, pero en el caso de las patologías del sueño, las más frecuentes son los trastornos respiratorios del sueño (como la apnea del sueño) y los trastornos de insomnio.

En el caso del insomnio, es un trastorno a tratar de forma global. “Primero hay que hacer un diagnóstico porque las causas del insomnio son múltiples. La patología del sueño tiene una desventaja, ya que siempre hay comorbilidades. No solo tienes un trastorno del sueño, pueden coincidir varios”, explica el doctor Gonzalo Pin.

Estas causas a menudo se confunden. “Puedes pensar que te despiertas de noche porque tienes estrés, y al hacer el estudio vemos que tienes un síndrome que produce una serie de movimientos mientras duermes y que hacen que te despiertes, pero como al despertarte el movimiento ha parado, tú no eres consciente de ese movimiento”.

La propuesta para enfrentar los problemas de sueño, concluye el doctor Pin, es triple: “Dele al sueño la importancia que tiene, la que le da a la nutrición o al ejercicio; sepa que tiene derecho a tener una buena calidad del sueño; y en tercer lugar, usted tiene que ser corresponsable de su calidad del sueño”.

Comentarios sobre este artículo

Artículos relacionados

Salud21 y Vida, quince años de periodismo de soluciones

Descargar última edición impresa

Podcast programa de radio Cita con la Salud - Radio Compañía

Síguenos en nuestras redes

Mantente en contacto

Inserta tu e-mail, para estar al día de todas las novedades, ofertas y anuncios especiales.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos