close
InicioBlogsblog de adminLos pacientes buscan información en internet antes de acudir a la consulta

Los pacientes buscan información en internet antes de acudir a la consulta

Noviembre 30, 2021 504Veces visto


Esta mañana se han presentado los resultados del IV Estudio de Bulos en Salud-COVID-19, realizado por el Instituto #SaludsinBulos y Doctoralia. Esta encuesta, realizada a 353 médicos, la mayoría de Atención Primaria, revela el cambio en la percepción de los bulos por parte de la sociedad.

Cómo llegan los bulos

Estas informaciones falsas son mayoritariamente sobre el coronavirus: antes eran sobre su origen y actualmente, sobre las vacunas.

Antes de la pandemia, a los pacientes les llegaban estas informaciones por vías como el whatsapp, mientras que ahora, son el resto de redes sociales (twitter, instagram) las principales difusoras de bulos. Mientras que los medios de comunicación tradicionales, como la televisión, están perdiendo la confianza de la población sobre la veracidad de la información, las redes sociales están aumentando esta confianza.

Bulos en las consultas

Cada vez son más los médicos que atienden pacientes en sus consultas preocupados por un bulo. Además, 8 de cada 10 médicos afirman que cuando un paciente acude a la consulta, este previamente ya ha buscado información sobre la situación que le compete en internet. Esto, aseguran los médicos, crea una sensación de exceso de información (infoxicación). 

Para evitar esta situación, el 95% de los médicos cree que los pacientes deberían recibir información para distinguir los bulos de la información veraz, y para ello, en el estudio se recoge una Guía Práctica contra los bulos en Atención Primaria dirigida a los médicos:

  • Prescribir páginas web fiables: acudir siempre a las fuentes oficiales y, además, que estas estén dirigidas al público, es importante. La doctora María Luisa Gómez Grande, médico intensivista de Ciudad Real y socia de Doctoralia, explicaba que acudir a fuentes dirigidas a profesionales puede causar confusión a la población y ser el origen de un bulo.
  • Difundir información veraz y contrastada: es importante, tanto en el caso de la COVID-19 como en cualquier situación, contrastar la información que nos llega antes de difundirla. En el caso de que no estemos seguros de su veracidad, lo más responsable es no compartirla.
  • Orientar al paciente en la consulta: para evitar la pérdida de la confianza del paciente y que este confíe más en la red que en el médico, es importante que este le oriente y le transmita seguridad.  “Sabemos que si el profesional sanitario orienta al paciente va a confiar más en él”, comenta Carlos Mateos, coordinador del Instituto #SaludsinBulos.
  • Ser un referente para el paciente en redes sociales: Dar ejemplo y usar las redes sociales únicamente para compartir información veraz ayudará a que esta llegue a más gente y combatirá los bulos.
  • Formar parte de la red de expertos de #SaludsinBulos.

Deje un comentario: