close
InicioBlogsblog de admin“Con un teléfono salvamos vidas porque evitamos contagios”

“Con un teléfono salvamos vidas porque evitamos contagios”

Abril 13, 2021 387Veces visto
Gema Pérez, Isidora Villaescusa y Juan Antonio Corbalán ejercen ahora como ‘rastreadores'

A las nueve de la mañana del pasado martes Amelia se disponía a salir de casa cuando sonó el móvil. Un número desconocido. A pesar de tener prisa, respondió. Una señorita al otro lado del teléfono comenzó a decir algo relacionado con una amiga contagiada de COVID-19 con la que había mantenido contacto estrecho. Lo primero que pensó fue que eso no le podía estar pasando a ella. “Debe mantener cuarentena durante diez días”, comenzó a explicarle la otra persona en el extremo del teléfono.

Esta conversación ficticia es la que está ocurriendo en realidad desde mediados del mes de mayo. Un equipo de profesionales, en su mayoría sanitarios, se han convertido en rastreadores para realizar un seguimiento de las personas que han dado positivo en COVID-19 y de sus contactos. El principal objetivo es frenar la transmisión y romper la cadena de contagios.

Gema Pérez es médico, Isidora Villaescusa y Juan Antonio Corbalán son enfermeros del Ayuntamiento de Murcia; los tres forman parte de uno de los equipos de rastreadores que coordina y supervisa la Consejería de Salud. “Un trabajo - aseguran los tres rastreadores - muy gratificante porque, aunque de forma indirecta, al evitar los contagios salvas vidas”.

 A contratiempo

 Los tres rastreadores aclaran que su trabajo no solo consiste en descolgar el teléfono y hacer una llamada. “Requiere un gran esfuerzo y a veces parece que trabajas a contratiempo, lo que nos produce estrés”, comenta Gema Pérez, “pero también hay momentos en los que nos convertimos en el apoyo de las personas a las que llamamos por teléfono.

Al final de la jornada y regresar a casa no les resulta fácil desvincularse del trabajo. “Ha habido momentos, sobre todo con la tercera ola, en los que nos hemos visto desbordados, incluso temíamos que la situación nos pudiera sobrepasar y no fuésemos capaces de controlar la extensión del virus.” comenta con pesar Juan Antonio Corbalán.

Cada día realizan numerosos seguimientos telefónicos. “Hay que tener en cuenta que no solo es localizar a la persona, sino que hay que hacer un rastreo profundo de dónde y con quién ha tenido contacto en determinados días”, aclara Isidora Villaescusa.

Aseguran que la mayoría de las personas contactadas son muy colaboradoras, aunque también se enfrentan a la otra cara de la moneda, aquellos que no quieren facilitar sus datos, ni sus contactos por temor a tener alguna repercusión negativa. A los rastreadores la situación también les afecta personalmente, y viven momentos de ansiedad y de estrés. Situaciones que en otro momento tomar un café con un amigo les serviría de apoyo, pero que en estos momentos, por cautela, prefieren gestionarlo comentándolo con otros compañeros o con su círculo familiar, mientras ruegan a la población un comportamiento responsable para evitar la expansión del coronavirus.

Murcia es la comunidad que más brotes ha localizado

El Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud se encarga de coordinar a más de 500 personas que rastrean los casos positivos de COVID-19 y a sus contactos estrechos en la Región. Es un equipo humano procedente de distintos ámbitos profesionales y de diferentes áreas de salud de la comunidad, que han sido formados y preparados para desempeñar labores de rastreo a través de equipos estructurados por sectores. También se encargan de identificar los brotes.

Por ello, Murcia es la comunidad que más brotes por población ha identificado. La tercera ola superó todos los pronósticos, y por eso desde Epidemiología prefieren ser cautos. Actualmente, en la Región nos encontramos en riesgo medio y muchos de los rastreadores están en la ‘reserva’. “Contamos con un personal que ya está formado y, si llegara una cuarta o quinta ola, podremos afrontarla correctamente”, asegura María Dolores Chirlaque, jefa del Servicio. Por otro lado, estos equipos se mantendrán durante algún periodo de tiempo, hasta que la ‘nueva normalidad’ sea duradera y la población haya sido vacunada.

Deje un comentario: