close
InicioBlogsblog de admin¿Qué síntomas manifiesta la COVID persistente o ‘Long COVID’?

¿Qué síntomas manifiesta la COVID persistente o ‘Long COVID’?

Abril 30, 2021 194Veces visto


Dentro de la infección por la COVID-19 que está afectando globalmente, en forma de pandemia, a todo el globo terráqueo, últimamente en los círculos científico-médicos de cierto nivel se está empezando a hablar de un síndrome infeccioso al que los expertos han convenido en denominar ‘COVID persistente’ o ‘Long COVID’. Se trata de un ‘síndrome que se caracteriza por la persistencia de síntomas del COVID-19 durante semanas o meses después de la infección inicial, o por la aparición de los síntomas tras un tiempo sin ellos’.

Su aparición no está relacionada con la gravedad de la infección inicial, por lo que puede afectar tanto a los pacientes leves como a los graves hospitalizados. No respeta edades, pues afecta a personas de cualquier edad, aunque es mucho más frecuente en la edad media y con preferencia en mujeres. Produce un elevado impacto tanto en la calidad de vida como en el ámbito laboral y social. Con frecuencia 1 de cada 5 personas presenta algún síntoma tras 5 semanas de la infección, y 1 de cada 10 lo presenta a las 12 semanas.

Los síntomas que ya se describen asociados al COVID persistente son numerosos, ya que suele afectar a todo el organismo de los pacientes infectados. Para un mejor conocimiento de este nuevo aspecto de la infección por el COVID-19, trataré de describirlos brevemente para que los pacientes que presenten alguno o varios de ellos no se confíen y consulten con su médico de familia para que pueda diagnosticarlo y tratarlo adecuadamente desde el inicio de su aparición.

Síntomas

Aunque la sintomatología y clínica del COVID persistente es polimorfa y muy variada, los pacientes suelen referir como síntomas generales: cansancio, malestar general, dolor articular, mareos, fiebre y trastornos del sueño. A nivel respiratorio, el paciente va a presentar tos y sensación de falta de aire (disnea). En el aparato digestivo, encontramos que el paciente refiere diarreas, pérdida de apetito y dolor de estómago.

Los síntomas cardiovasculares van a consistir, fundamentalmente, en palpitaciones y cambios ‘al alta’ de la tensión arterial (TA). Como síntomas neurológicos nos vamos a encontrar con dolor, pérdida de olfato (anosmia) y del gusto (ageusia), parestesias y alteraciones del estado de ánimo. Los síntomas dermatológicos se presentan en forma de erupciones, caída del pelo y debilidad en las uñas. Por último, a nivel de oídos, ojos y garganta, los pacientes suelen referir dificultad para tragar (disfagia), pitidos en los oídos (tinnitus), ojos secos o blefaroconjuntivitis.

Todos estos síntomas, que por supuesto el paciente no los va padecer todos a la vez sino que presentará alguno o varios de ellos, pueden fluctuar o persistir en el tiempo, empeorar con el esfuerzo físico y mental y/o provocar limitaciones de la capacidad funcional del paciente. Para terminar esta breve reseña médica sobre el ‘COVID persistente’ o ‘Long COVID’, me permito dar un consejo para se tenga muy en cuenta: Toda persona de cualquier edad, sobre todo de mediana edad y más si es mujer, que presente alguno o varios síntomas de los descritos y de manera prologada tras el diagnóstico o la sospecha de haber pasado el COVID-19, debe consultar lo antes posible con su médico de atención primaria.

Información elaborada por Pedro Manuel Hernández López, Médico y Periodista

Deje un comentario: