close
InicioBlogsblog de adminUn tercio de los ahogamientos ocurren por accidentes o imprudencias

Un tercio de los ahogamientos ocurren por accidentes o imprudencias

Noviembre 03, 2017 35Veces visto
Ejemplo de un salvavidas

El Centro Coordinador de Emergencias, los institutos de Medicina Forense de Cartagena y Murcia y el hospital de la Arrixaca realizan el primer estudio nacional de las causas del síndrome de inmersión

 

Durante 2017 se han producido 430 muertes por ahogamiento en España, 17 de ellas en la Región de Murcia

 

Salud creará una aplicación móvil para localizar los desfibriladores disponibles en toda la geografía regional, aumentando así las posibilidades de supervivencia de los pacientes

 

 

Más de un tercio de los casos de fallecimiento en el medio acuático se producen por accidentes, descuidos o negligencias y no por causas médicas. Es la conclusión del primer estudio que se realiza a nivel nacional para determinar las causas de los fallecimientos en el agua y que ha analizado los casos de síndrome de inmersión ocurridos en la Región de Murcia entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2017.

 

El consejero de Salud, Manuel Villegas, presentó hoy este trabajo junto al cardiólogo y coordinador de la Unidad de Referencia (CSUR, Centros, Servicios y Unidades de Referencia) para el tratamiento de las 'Cardiopatías Familiares' del hospital Virgen de la Arrixaca, Juan Ramón Gimeno, y a la forense de la subdirección en Cartagena del Instituto de Medicina Legal de Murcia, Almudena Simón. La Consejería de Salud ha liderado este estudio, en el que han trabajado profesionales de las Unidades Medicalizadas de Urgencias (UME) extrahospitalarias, los institutos de Medicina Forense de Cartagena y de Murcia y el Servicio de Cardiología del hospital Virgen de la Arrixaca.

 

“A pesar de la intensificación de las medidas de señalización en las playas y de la dotación de personal y de equipos de rescate, las cifras de fallecidos siguen siendo elevadas”, explicó Manuel Villegas, “de ahí la necesidad de este estudio”. Así, “el ahogamiento, conocido técnicamente como síndrome de inmersión en agua, es una causa importante de fallecimiento, con 430 casos registrados durante este año en nuestro país”. 

 

En el año 2017 se atendieron en la Región de Murcia, principalmente en la temporada de verano, a 46 personas de edades comprendidas entre 2 a 85 años, falleciendo en el 35 % de los casos.

 

El 41 % de los síndromes de inmersión se produjeron en el Mediterráneo, el 41 % en el mar Menor y el 18 % en agua dulce.

 

En el análisis exhaustivo de los casos se concluye que en la mayoría, el 63,2 % de los casos, existe una causa secundaria que lleva a la persona a tener una pérdida de consciencia y al ahogamiento. Entre ellas, las causas más frecuentes se debieron a causas cardiacas en un 26,3 %; epilepsia en un 13,2 %; y al síncope vasovagal o pérdida de conocimiento en un 7,9 %.

 

Las causas secundarias fueron proporcionalmente más frecuentes en personas de mayor edad. Así, la edad media de las personas con síndrome de inmersión debido a estas causas fue de 66 años frente a los 43 años de media de edad de las personas que sufrieron síndrome de inmersión debido a accidentes o imprudencias.

 

Además, las personas que fallecieron eran de mayor edad, con 70 años de media frente a los 48 años de las personas que no fallecieron, y tenían una causa cardiaca en un porcentaje más elevado (en un 46 %). Destaca asimismo que todos los casos en los que el síndrome de inmersión se produjo en relación a una crisis epiléptica sobrevivieron.

 

Medidas de prevención

 

La mayoría de los ahogamientos se producen, por tanto, en personas mayores con alguna patología cardiovascular, por lo que Manuel Villegas subrayó la necesidad de que “estas personas tengan especial cuidado y que no se bañen solas o lo hagan en zonas donde hagan pie”.

 

Además, para prevenir la muerte por ahogamiento sería fundamental instruir en las maniobras de reanimación cardiopulmonar, ya que el tiempo es muy importante para una persona que está inconsciente y no respira debido a que se produce una lesión cerebral permanente después de tan solo 4 minutos sin oxígeno, y la muerte puede ocurrir de 4 a 6 minutos más tarde.

 

Por este motivo, el consejero anunció que la Consejería de Salud creará una aplicación móvil para geolocalizar desfibriladores en toda la geografía regional de forma que pueda accederse a ellos de forma rápida, aumentando la posibilidad de supervivencia del afectado.

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: