close
InicioOpiniones

A raíz de un próximo congreso en el que se me pide que hable de la ‘obesidad en las personas mayores de 65 años’, lo primero que hice fue repasar mi triste cuerpo desde que tenía 20 años (jugador de balonmano, estudiante universitario y ‘guaperas’ de la zona) hasta hoy, con mis sesenta y pocos, consolidado profesional, padre y, aunque no lo parezca, un felicísimo abuelo.