EL COMPLEJO HOSPITALARIO DE CARTAGENA PROMUEVE EL DESCANSO DE LOS PACIENTES HOSPITALIZADOS PARA MEJORAR SU RECUPERACIÓN

Consiste en en gestionar la luz y el ruido innecesarios de profesionales y aparataje dentro del recinto hospitalario

Trabajadora del hospital de Cartagena.

El Complejo Hospitalario Cartagena ha incluido entre sus objetivos conseguir que las personas hospitalizadas disfruten de un descanso reparador, dado que el sueño es un elemento básico para la recuperación y mejora de la calidad de vida de los pacientes.

De esta manera, los hospitales de Santa Lucía y Rosell de Cartagena se suman al proyecto SueñOn, impulsado y coordinado por la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud del Instituto de Salud Carlos III (Investén-isciii) y refuerzan los planes de humanización que cada vez cobran más importancia en los centros hospitalarios del Servicio Murciano de Salud desarrollados a través de la Consejería de Sanidad de la Región de Murcia.

La iniciativa está liderada por la enfermería y dirigida a toda la sociedad, profesionales de salud, gestores, paciente, etc., con el fin de promover por tanto el descanso de las personas hospitalizadas a través de diferentes medidas y recomendaciones.

Dentro de las actuaciones se encuentran las de gestionar la luz y el ruido innecesarios de profesionales y aparataje; organizar los cuidados y la administración de la medicación teniendo en cuenta los periodos de descanso; y las preferencias de los pacientes al respecto. Todo ello basado en la investigación científica existente sobre este tema.

Así, y ente otros, la dirección de Enfermería del complejo hospitalario ha repartido 600 linternas entre todos los profesionales que cuidan pacientes y que duermen en nuestros hospitales, enfermeros y auxiliares de enfermería, con el fin de en horas de descanso no interrumpan el sueño con los cuidados administrados.

La investigación muestra que los pacientes hospitalizados que duermen por la noche menos de 300 minutos (5 horas) tienen asociado un incremento de mortalidad cuatro veces mayor en comparación con los que duermen más de estas horas.