LA UNIDAD DE MAMA DEL HOSPITAL SANTA LUCÍA PERMITE MEJORAR LA ATENCIÓN DE LAS PACIENTES CON CÁNCER

Las mujeres evitan tener que acudir a distintos servicios, al abordarse de forma multidisciplinar su diagnóstico y tratamiento

La mujer recibe información sin tener que moverse de la unidad.

La puesta en marcha y desarrollo de las unidades de patología mamaria en la Región de Murcia, integrada por profesionales de distintas especialidades relacionadas con esta enfermedad, ha supuesto una mejora en la atención integral de las pacientes con cáncer de mama.

Así lo ha afirmado el responsable de la unidad de patología mamaria del Hospital General Universitario Santa Lucía y organizador de la ‘II jornada Regional de Patología Mamaria’ que se ha celebrado esta mañana en el recinto hospitalario, Pablo Cañadillas Mathias.

Con el título ‘Multidisciplinaridad en el cáncer de mama: Coordinándonos’, en el encuentro han participado, además, los hospitales del Servicio Murciano de Salud (SMS) Clínico Virgen de la Arrixaca, Morales Meseguer, Reina Sofía y Los Arcos, y el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB).

Explica Pablo Cañadillas que “hasta hace relativamente pocos años, la paciente tenía que acudir primero a su médico, después se le realizaban las pruebas pertinentes y se le remitía al cirujano o al ginecólogo. De ahí se derivaba al patólogo para que le realizara una biopsia, para regresar al cirujano y éste decidiera sobre su tratamiento o intervención quirúrgica.

 En este proceso, la mujer no siempre era informada adecuadamente sobre el tipo de enfermedad que padecía, ni qué intervención iba a practicársele. A ello había que sumar las consiguientes demoras en la realización de las pruebas, que se sumaban a la inquietud de las pacientes.

Hoy, en las unidades de mama como la nuestra de Santa Lucía, “el abordaje multidisciplinario pone a trabajar en conjunto a distintos profesionales como cirujanos, oncólogos, patólogos, radiólogos, ginecólogos, cirujanos plásticos, psicólogos, especialistas en medicina nuclear, rehabilitadores y enfermería que actúan de manera coordinada para administrar un tratamiento personalizado a cada paciente”.

La mujer recibe información sin tener que moverse de la unidad y en ella se desarrolla todo el proceso. Es diagnosticada, se le realiza una biopsa, y se le practican las pruebas pertinentes para obtener una confirmación exacta de la enfermedad y las distintas alternativas de tratamiento.

El pasado año 2016, la unidad de patología mamaria del Hospital General Universitario Santa Lucía, referencia de las Áreas de Salud II y VIII, detectó 182 nuevos casos.