close
InicioBlogsblog de adminMurcia expone el protocolo de actuación municipal para episodios de contaminación del aire

Murcia expone el protocolo de actuación municipal para episodios de contaminación del aire

Diciembre 27, 2017 63Veces visto
Ejemplo de contaminación aérea

Marca los niveles preventivo, correctivo y de alerta para episodios relacionados con el dióxido de nitrógeno y partículas PM10 y recomienda una serie de actuaciones

 

La Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente ha expuesto en la reunión de la comisión de seguimiento del Plan de Mejora de la Calidad del Aire de la Región de Murcia el protocolo marco de actuación municipal en episodios ambientales de contaminación de dióxido de nitrógeno y partículas PM10 con una serie de recomendaciones de medidas a adoptar por los ayuntamientos en el caso de episodios de contaminación.

En concreto, el protocolo marca una serie de niveles, como son el preventivo, el correctivo y el de alerta con una serie de pautas de actuación para mejorar la calidad del aire en el caso de que las ocho estaciones fijas y las dos móviles de la Red Regional de Vigilancia de la Calidad del Aire detecten episodios de altas concentraciones de dióxido de nitrógeno y partículas PM10. Este protocolo está dirigido a los municipios con poblaciones de más de 50.000 habitantes en los que existe más probabilidad de registrarse estos episodios puntuales asociados a la circulación de vehículos.

El director general de Medio Ambiente, Juan Madrigal, indicó que “este protocolo es una herramienta que viene a completar la Red Regional de Vigilancia, que proporciona conocimiento sobre los niveles de contaminantes en el aire, entre otros, sobre dióxido de nitrógeno y partículas PM10 presentes en un área determinada, permitiendo diagnosticar y adoptar medidas para mantener y mejorar la calidad del aire de la Región”.

Este marco es el documento base para la adopción de Planes de Actuación de Ámbito Municipal por parte de los ayuntamientos que puedan mejorar la calidad del aire atendiendo a la singularidad cada municipio. En él se definen tres niveles de actuación progresiva en función de los volúmenes de dióxido de nitrógeno y de partículas PM10 presentes en la estación de la zona que contemple el municipio y a los que se les asocia de manera orientativa una selección de medidas con el objeto de mejorar la calidad del aire, en especial ante condiciones anticiclónicas típicas de invierno y otoño caracterizadas por el estancamiento y la baja renovación de las masas de aire contaminada, lo que se conoce como ‘efecto boina’ sobre los núcleos de población.

“Cabe destacar que tales medidas podrían resultar aplicables a cualquier municipio en determinadas circunstancias, pero se considera especialmente recomendada su aplicación para los municipios con una población de más de 50.000 habitantes o aglomeraciones urbanas por el impacto en la calidad del aire que se presume del tráfico automovilístico”, afirmó Madrigal.

 

Niveles y posibles medidas

 

Según el nivel que se establece, desde Medio Ambiente se señalan una serie de medidas que cada ayuntamiento puede adoptar adaptándolas a las peculiaridades del municipio.

Por ejemplo, en el nivel preventivo, básicamente se deben aplicar las medidas que permitan a ayuntamientos y organizaciones interesadas disponer de un informe diario con un pronóstico a 48 horas realizado por modelización, además de un resumen de los niveles de calidad del aire para un traslado responsable a la población.

En el nivel correctivo, además de lo anterior, se recomiendan medidas como aconsejar a la población como realizar una conducción eficiente; bajar la calefacción o el aire acondicionado en edificios públicos; hacer uso compartido del coche o usar transporte público; evitar quemas de residuos agrícolas; y contar con aparcamientos disuasorios en las afueras del casco urbano. Además, se desaconseja hacer ejercicio físico intenso al aire libre.

Otras acciones serían regular el tráfico para que sea más fluido; la limpieza del firme de rodadura en vías de tráfico por combinación de barrido por aspiración o medidas para maximizar el uso del transporte público.

Por último, para el caso de alerta, a las medidas anteriores se añadirían otras como restringir la circulación de vehículos, limitaciones de velocidad, restricciones en el estacionamiento regulado o restricciones en obras, asfaltados, derribos y quemas.

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: