close
InicioBlogsblog de adminEl porcentaje de los mayores con cáncer irá en aumento por el envejecimiento de la población

El porcentaje de los mayores con cáncer irá en aumento por el envejecimiento de la población

Octubre 02, 2017 35Veces visto
Segundo por la izquierda, el doctor López, presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, en un encuentro organizado por dicha entidad

La atención al paciente oncohematológico de edad avanzada plantea retos debido a la heterogeniedad de la población, su mayor riesgo de toxicidad y enfermedades asociadas.

Durante el encuentro se ha puesto énfasis en el proceso de toma de decisiones en terapias innovadoras en pacientes con cáncer y la defensa de la equidad en el abordaje y su tratamiento.  

Pese a la importancia del geriatra en el manejo de estos pacientes, no en todos los hospitales disponen de un servicio de geriatría.

 

En torno al 40% de los pacientes con cáncer son mayores de 70 años, y esto irá en aumento debido al envejecimiento de la población”. Así lo ha manifestado la Dra. Concepción Boqué, del Servicio de Hematología Clínica del Instituto de Oncología L' Hospitalet y coordinadora del Grupo Español de Hematogeriatría de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), durante un encuentro organizado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) en Madrid, con la colaboración de la compañía biotecnológica Celgene. A lo largo del mismo se han analizado estrategias para dar respuesta al reto que representan los pacientes de edad avanzada con cáncer.  

Así, la jornada ‘La equidad en terapias innovadoras en los pacientes oncohematológicos mayores’, dirigida a los especialistas en Oncología, Hematología, Oncología Radioterápica y Geriatras, y en la que han participado ponentes profesionales de reconocido prestigio, ha servido para poner de relieve la situación actual de la Oncogeriatría en España y de la Oncohematología en los pacientes mayores y analizar cuál es el papel del geriatra en este proceso.

El cáncer es una enfermedad que está muy ligada a la edad, y el plan de tratamiento puede ir desde el más estándar hasta los cuidados paliativos en aquellos casos en los que está en una situación más avanzada y los pacientes son frágiles. Por este motivo, la doctora Boqué asegura que “es fundamental que evolucionemos hacia un modelo en el que todo el paciente mayor tenga acceso a ser valorado de forma más profunda que permita evaluar su reserva de salud. Una vez que se han detectado problemas ligados al envejecimiento, el pan de tratamiento incluya los cambios pertinentes y el paciente además tenga acceso a un apoyo adecuado, personalizado e individualizado”.

Los expertos reunidos en la jornada coinciden en señalar que el factor de riesgo individual más importante para el cáncer es el envejecimiento y este hecho, ligado a una mejora en la calidad de vida de la población, según la Organización Mundial de la Salud, provocará un incremento del 11% al 22% en el diagnóstico de cáncer en la población mayor de 60 años entre 2000 y 2050. Es decir, un aumento de 605 millones a 2.000 millones en el transcurso de medio siglo[i].

Además, según datos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos revelan que el 60% de todos los tumores malignos aparece en personas que ya han superado los 65 años de edad; aproximadamente la mitad de ellos se presentan una vez cumplidos los 70, y hasta una sexta parte, en los ancianos mayores de 80 años[ii]. Estos mismos datos ponen de relieve que las tres causas fundamentales de muerte por cáncer en este grupo de edad son las neoplasias malignas de pulmón, colon y mama.

Posibles limitaciones en el acceso a tratamientos

En cuanto al acceso a los nuevos fármacos oncohematológicos en el Sistema Nacional de Salud, la Dra. Regina Gironés Sarrió, del Hospital Lluis Alcanyís de Xátiva, Valencia, Oncólogo Médico y Coordinadora del Grupo de Trabajo de Oncogeriatría SEOM, ha asegurado que “actualmente no existe limitación “per se” al acceso a fármacos por criterios de edad. En el caso de que exista, hay que erradicar la idea que la población anciana no merece ser valorada por el oncólogo por el hecho de serlo. En ocasiones, la cultura proteccionista de nuestro medio puede limitar que el paciente exprese su voluntad a la hora de participar en el proceso de decisión terapéutica”.

Además, la Dra. Gironés ha hecho hincapié en la necesidad de generar evidencia científica en el manejo de la población anciana con cáncer, y ha destacado que “es preferible disponer de datos de población anciana, evitando extrapolar los resultados obtenidos en población más joven. Es fundamental disponer de más datos reales de pacientes mayores, de los tratamientos y de su evolución, sobre todo, para valorar qué es lo que tenemos y qué es lo estamos haciendo”.

Retos a la hora de tratar a pacientes mayores

En palabras de la Dra. Boqué, el principal reto en este ámbito es “entender que el paciente mayor es un caso muy heterogéneo pero que necesita determinados apoyos”. Y añade, “hay muchos hospitales que no tienen servicios de geriatría, por lo que la coordinación es inexistente. Estos hospitales deberían poder tener una formación o algún equipo que se desplazara una vez a la semana, así como buscar ideas novedosas para que de alguna manera en el modelo de atención del paciente mayor se tuviera acceso a esta ayuda por parte de los geriatras”.

Por este motivo, el Dr. López Trigo, médico especialista en Geriatría y presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), ve fundamental la colaboración entre profesionales sanitarios de diferentes ámbitos en beneficio del cuidado del paciente anciano. “Los geriatras tendemos a integrar a los pacientes desde un equipo multidisciplinar, tomando como liderazgo una especialidad dependiendo de la enfermedad que sufra el paciente. Ante todo, es fundamental preservar el derecho del paciente a ser atendido en condiciones de igualdad sin distinciones negativas por su edad”, subraya.

En su opinión, todavía quedan retos en la atención al paciente oncohematológico mayor y, en este sentido, señala la necesidad de “ser capaces de cambiar la inercia actual en cuanto la atención de las personas consideradas dudosas en cuanto a tratamiento, que no reportan muchos beneficios por su condición de base, y moverlos de ese grupo para que así se pueda revertir su situación de fragilidad y, en consecuencia, puedan recibir la atención que necesiten”.

 

[i] Envejecimiento y ciclo de vida. Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/ageing/about/facts/es/

[ii] Cáncer en ancianos. Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/edad

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: