close
InicioBlogsblog de adminEL ESTRABISMO PUEDE TRATARSE A CUALQUIER EDAD

EL ESTRABISMO PUEDE TRATARSE A CUALQUIER EDAD

Enero 25, 2018 91Veces visto
Una mujer con gafas

No hay una edad límite para operar el estrabismo; la intervención depende de las características de la enfermedad y del paciente

A pesar de ser un problema visual que afecta al 4% de los adultos, existen todavía muchas falsas creencias sobre él

Que sólo se puede tratar en la infancia o que no se puede volver a operar son algunas de las creencias erróneas que existen sobre el estrabismo

 

El estrabismo es una enfermedad ocular que solemos vincular a la infancia. Sin embargo, hasta un 4% de los adultos la padece. Se produce por una disfunción de los músculos oculares que ocasiona la pérdida de paralelismo de los ojos. Existen distintos grados de estrabismo, desde los casi imperceptibles, hasta los casos más severos que, además de problemas estéticos, suelen provocar importantes dificultades de visión.

Según el doctor Carlos Laria, “no hay una edad límite para operar el estrabismo; la intervención únicamente dependerá de las características de la enfermedad oftalmológica y del propio paciente, pero no de la edad. Ésta no es un factor limitante cuando se dispone de los medios y de los equipos anestésicos adecuados para cada necesidad”.

La mayoría de los estrabismos en adultos son debidos a un estrabismo infantil no tratado o no corregido adecuadamente en la infancia, o también puede ocurrir que con el transcurso de los años el estrabismo vuelva a manifestarse y requiera una nueva intervención. Por otra parte, puede aparecer una vez que la persona alcanza la edad adulta debido a traumatismos, accidentes vasculares, problemas neurológicos o patologías como diabetes o hipertiroidismo, entre otras.

El origen del estrabismo es clave a la hora de determinar cómo será el tratamiento y los resultados que vamos a conseguir. Por ejemplo, si el estrabismo que sufre el paciente deriva de un estrabismo infantil, los resultados motores y estéticos serán muy positivos, pero los sensoriales o visuales serán menores. “Esto se debe”, explica el doctor Laria, “a que el estrabismo que surge en la infancia suele estar asociado a la ambliopía (también llamada ojo vago). Consiste en que, ante la pérdida de paralelismo, el cerebro suprime la visón de uno de los ojos para evitar la visión doble. Este problema visual debe ser solucionado en la infancia cuando hay una mayor plasticidad cerebral, ya que si no la pérdida de visión del ojo afectado suele ser irreparable”.

Para la corrección del estrabismo existen diferentes tipos de tratamientos que serán aplicados en función de las características de cada paciente. “Por un lado, disponemos de las gafas graduadas que, en algunos casos, al corregir el problema de refracción, también solucionan la desviación del ojo. También tenemos tratamientos médico-quirúrgicos, como el uso de la toxina botulínica, un tratamiento rápido pero que sólo tiene efecto en algunos casos como las parálisis recientes o los traumatismos y, por último, está la cirugía clásica, con la que se cambia la posición y la fuerza de los distintos grupos musculares en uno o ambos ojos para mejorar el grado de desviación existente”, apunta el doctor Laria.

En definitiva, aunque lo más aconsejable es atajar el estrabismo en la infancia para evitar problemas visuales futuros, una vez alcanzada la edad adulta se puede tratar logrando una notable mejoría estética y, en algunos casos, minimizando también algunos problemas visuales asociados como la visión doble.

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: