close
InicioBlogsblog de adminEL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA SALUD, A EXAMEN

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA SALUD, A EXAMEN

Septiembre 21, 2017 199Veces visto
El cambio climático tendrá efectos en el descenso del rendimiento de las cosechas e incrementará de gran manera el nivel del mar, entre otros.

El experto en Economía y Empresa de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, Humberto Llavador, ha señalado, entre otras cuestiones, las posibles consecuencias del cambio climático en la salud en la conferencia de clausura del XVII Congreso de SESPAS (Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria).

Llavador apuntó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ocurrirán 250.000 fallecimientos por año ligados al cambio climático entre el año 2030 y el 2050. Estas muertes estarán vinculadas con la diarrea, la malaria, la malnutrición o los golpes de calor.

La OMS también señala que todo el mundo está en peligro, pero los lugres más pobres y las personas con menos medios serán los más castigados porque habitan las zonas más cálidas y porque son los individuos menos preparados para acostumbrarse a estas variaciones.

Por lo tanto, “siendo moderados”, el cambio climático tendrá efectos en el descenso del rendimiento de las cosechas, lo que se traducirá en el incremento de los habitantes en riesgo de hambruna entre un 25 y 60%, afectando al sudeste asiático y a la mitad África. Por otro lado, incrementará de gran manera el nivel del mar, y este hecho alterará a un 23% de los seres humanos que viven en la costa y a 12 de las 16 urbes más grandes del mundo, entre otros datos.

Igualmente, ha expuesto riesgos de no retorno, como el desmoronamiento de la corriente atlántica o la pérdida de la capa del suelo que siempre está helada de las estepas canadiense y euroasiática, con la cantidad de dióxido de carbono y metano que capturan por debajo.

Pero todavía hay lugar para la esperanza. Según Llavador, una de las soluciones es que los habitantes de la Tierra lograsen no aumentar la temperatura media del planeta por encima de los 2 grados, ya que, si incrementase 6 ó 7 grados, las consecuencias serían desastrosas.

“Debemos empezar a hablar de la mundialización de las dolencias"

Por su parte, José María Ordóñez, presidente de la Sociedad Española de Salud Ambiental, proponía en uno de los encuentros previos al congreso que “debemos empezar a hablar de la mundialización de las dolencias”. La SESPAS ya ha encarado este concepto en varias oportunidades, e inclusive ha publicado el libro ‘Cambio global 2020-2050. Cambio climático y salud’, disponible libremente en Internet.

En diferentes mesas redondas se han tratado asuntos como el impacto político del triunfo de Donald Trump en Norteamérica o el Brexit británico en los pactos acordados en el combate contra el cambio climático. Por ejemplo, se ha destacado el hecho de que en todas las comunidades autónomas hay planes de prevención de las olas de calor para intentar disminuir las muertes que ocasionan, pero “no se está trabajando en las olas de frío”, que también tienen repercusión en la mortalidad de las personas.

Asimismo, se ha hablado de la influencia de los conflictos migratorios o bélicos en la globalización de las enfermedades (por ejemplo, el caso del ébola, que lo sufrió un misionero español), del impacto que tiene el cambio climático en los alimentos (por ejemplo, influye en el agotamiento de los suelos) o la entrada de especies como los mosquitos aedes aegypti o albopictus, que transmiten enfermedades como el dengue o el zika, a países donde no es frecuente que se encuentren, entre otras cuestiones.

 

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: