close
InicioBlogsblog de adminCUANDO EL BISTURÍ SUSTITUYE AL GIMNASIO CON UNA CIRUGÍA DE ALTA DEFINICIÓN

CUANDO EL BISTURÍ SUSTITUYE AL GIMNASIO CON UNA CIRUGÍA DE ALTA DEFINICIÓN

Octubre 14, 2017 115Veces visto
Ejemplo de una mujer con un cuerpo escultural

No se trata de eliminar ese defecto con el que el paciente no se siente cómodo, tampoco de retocar aquí o allá para luchar contra el paso del tiempo. La cirugía estética ha saltado al siguiente estadio: el de esculpir el cuerpo humano; eliminar primero el volumen sobrante para dar después la forma y definición que el paciente solicite.

Por simplificar, no nos referimos, en el caso de los hombres, a salir del quirófano sin la `barriguita cervecera´, sino de finalizar la operación sin ella y con abdominales esculturales.

La pregunta que el lector probablemente se esté haciendo en este momento es si el resultado es definitivo. La respuesta, en palabras de uno de los cirujanos que practican este tipo de intervención es, “ No. No es un cheque en blanco, pero sí es un punto de partida importantísimo para todos aquellos que tras años de gimnasio no han conseguido la forma deseada”. Ya no se trata pues de sudar y sudar para lograr la forma y el tono muscular, sólo de realizar un pequeño mantenimiento, lo que, por otro lado, da pie a una mejor alimenttación y, en general, a una forma de vida más saludable.

La técnica con la que se logran estos resultados es Lipovaser High Definition, la liposucción basada en el uso de ultrasonidos, cuya principal novedad en el abordaje es su actuación exclusiva sobre el tejido graso, sin afectar ni al vascular ni al conectivo. La extracción de la grasa, tanto superficial como profunda, se realiza en torno a la musculatura, lo que permite destacar y definir los músculos subyacentes.La remodelación se lleva a cabo de forma milimétrica en las zonas deseadas, que pueden ser desde los abdominales en el varón, a la parte baja de la espalda, el pecho, el cuello y/o la barbilla. En la mujer también se practica en los brazos, el pecho, la parte superior de la espalda, la cintura, las caderas, los glúteos, los muslos, las rodillas, los gemelos y los tobillos.

Es decir, se puede aplicar en casi todo el cuerpo en una intervención que, según las zonas elegidas, puede llegar a durar hasta seis horas. La anestesia debe ser general y el paciente requiere de una o dos noches de ingreso hospitalario. En el postoperatorio deberá llevar drenajes y fajas compresoras durante el tiempo que le señale el cirujano y según el alcance de la operación.

Salud 21

Salud 21

Deje un comentario: